jueves, 7 de julio de 2011

Desaparece el Códice Calixtino del Archivo de la Catedral de Santiago

Categoría: Noticias


Imagen proveniente de Wikimedia Commons que carece de derechos de autor
Imagen del apóstol en el Códex
Esta mañana, los titulares de las páginas web de la prensa nacional se hacen eco de un grave suceso, la desaparición en el Archivo de la Catedral de Santiago de una de las joyas del patrimonio documental español y gallego, el Códice Calixtino (Codex Calixtinus). Se trata de un manuscrito iluminado de mediados del siglo XII que se atribuye al monje cluniacense Aymerico Picaud, clérigo de Pitou, acompañante del pontífice Calixto, Guido de Borgoña, en su peregrinación a Santiago por el año 1109. Se compone de 225 folios en pergamino divididos en cinco libros: Libro de las liturgias, Libro de los milagros; Libro de la traslación de Santiago; Libro de las conquistas de Carlomagno, y la Guía del peregrino. Constituye una especie de guía de viaje para los peregrinos que hacían el Camino de Santiago, ya que contiene consejos, descripciones de la ruta, de las obras de arte, y de las costumbres de las gentes que habitaban en los diferentes puntos que atravesaba el camino. También contiene sermones, milagros y textos litúrgicos relacionados con el apóstol Santiago, relatando la historia del traslado del apóstol desde Judea hasta Santiago, e incluso hechos del emperador Carlomagno. Finalmente, contiene un apéndice añadido a posteriori que contiene 22 obras de la primera etapa de la polifonía europea (Ars Antiqua). El códice es, en palabras del medievalista Fernando López Alsina (Universidad de Santiago de Compostela), "la madre de todos los libros de peregrinación".

Si bien existen dos copias custodiadas en el Bristish Museum y en la Biblioteca Vaticana, según el profesor Alsina, la copia robada es "el más valioso de todos los ejemplares compilados" ya que "tiene añadida el valor de que es la primera y siempre estuvo en Santiago, y se confeccionó aquí".

Este archivo se encuentra bajo la licencia Creative Commons de Atribución/Compartir-Igual. Imagen proveniente de Flickr y atribuida al usuario Certo Xornal
Imagen de Santiago "Matamoros"
El códice fue supuestamente robado de la cámara de seguridad donde se encontraba sin que nadie se percatara de ello, hasta que a la ocho y media de la tarde de ayer se diera la voz de alarma, primero como rumor, y después de la infructuosa búsqueda dentro del archivo, como confirmación de la desaparición del preciado tesoro. Lo más probable es que fuese robado en plena noche por personas que hayan sorteado las medidas de seguridad o que se hayan quedado dentro del recinto, aunque las fuentes citadas por El Correo Gallego creen que el robo pudo producirse el Domingo por la tarde. No se sabe quien pudo acometer tal atentado, pero los precedentes señalan que se puede tratar de un robo por encargo ya que poner la pieza en el mercado negro sería bastante difícil debido a que se trata de una obra fácilmente reconocible, éste fue llevado a cabo por una banda especializada dirigida por una persona de amplia cultura, generalmente un ex-profesor, que es consciente del incalculable valor de la pieza y que puede diseñar meticulosamente la operación. El destinatario es una persona con un amplio patrimonio y con un gusto fetichista por las obras de arte, puede ser de nuestro país pero incluso se puede tratar de un jeque árabe, de lo que no tenemos dudas es de que garantizará la integridad del códice (aunque los ladrones suelen arrancar un folio como muestra previa a la venta).

En definitiva, se trata de un nuevo ataque al patrimonio español, uno más que añadir a una larga lista. Con los hechos consumados sólo nos queda esperar a la actuación de las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado, y que esta vez sirva para concienciar a la sociedad de la verdadera importancia del patrimonio documental, para el que se deben de tomar las mayores medidas de seguridad que la caja fuerte de un banco (son objetos irreparables) ante la posibilidad de que personas con pocos escrúpulos y educación cívica, quieran ser los únicos dueños de algo que pertenece a la humanidad.

Imagen proveniente de Wikimedia Commons que carece de derechos de autor
Miniatura que representa las campañas de Carlomagno


Fuentes de la noticia:


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada